lunes, 5 de diciembre de 2011

Miraflorina. No subas

Se acabo, todo fue en vano. No escuchaste mis ruegos, me humille ante ti. Cambie. Para mal. No por ti, pensamiento cruel, lo hice por mi. Ahora llevo la careta que bien te encargaste de moldear, jugaste con fuego e intentaste no quemarte, que lastima pues sucedio. ¿Ahora huyes? Te crei más fuerte, me equivoqué. Son las 9 de la noche y aun estoy aquí, sentado debajo de las escaleras del aeropuerto esperando que te hallas arrepentido. Pero no. No lo hiciste, y ¿de que te vas a arrepentir? si todo esto lo planificaste desde un comienzo. Fui parte de tu juego.





¿Quieres matarme por lo que voy a escribir? No te preocupes, almenos yo no recuerdo tan bien como tu lo que nos paso.

Sin embargo me pedias insistentemente que te cuente mi versión.




Me tire al sofa, estabamos muy cansados, ¿me porte como un idiota? disculpa. Mis sentimientos se encontraban reprimidos por aquello que nosotros llamamos embriaguez. ¡Valla cosas las que pense en ese momento! pero quedaron asi como un pensamiento: dulce como tu perfume, inconcluso como nuestro... ¿Amor?  No lo creo, lo nuestro es más salvaje, menos masoquista pero igual de tormentoso.

Entonces heme allí recostado mirando al techo mientras tu, aun en la mesa, haciendo sabe dios que. No hablamos por un buen rato, quiza entonces tu jurabas que yo estaba dormido. ¿Dormido yo? Solo esperaba el momento adecuado para arrancarte... ¿Un beso? Dejemoslo asi.


Dejemoslo asi dijiste, en lugar de prometer que volverías. ¡Lo que dejado todo por ti! -dijiste. Pero aun no acabo de entender a que te refieres con todo. Si en estos 3 meses que han pasado no tenias a nadie, solo a mí. ¿En donde quedo el viaje que hariamos a Barcelona? ¿En donde quedaron los besos, las caricias, las noches?

Supongo que te estoy haciendo sentir culpable de mis flaquezas, lo siento, lo siento porque lejos de hacerte sentir culpable quiero que seas miserable. Esto es lo que has creado con tanto esmero. Felicitaciones!.

¿Que estoy haciendo? Esto no deberia estar pasando, todo este pesar esta acabando conmigo, quiero que se acabe. ¡Basta ya! estoy al borde de la locura, todo empieza a dar muchas vueltas, quiero llorar pero nunca lo he hecho y no voy a comenzar ahora. Quiero gritar, necesito ayuda, necesito volver a casa, necesito terminar con todo. Necesito acabar contigo pero ya no puedo, debo acabar con todo lo que me haga recordarte. Ahora en el baño lo unico que puedo reflejar en el espejo es tu vil mirada en mí. Soy tu mejor retrato, pero claro! si tu me moldeaste a tu gusto. Adivina que, acabaré con esto de una buena vez, mis manos empiezan a sangrar por los vidrios rotos del espejo. No he entrado en desesperación, aún no. Al contrario, siento ganas de seguir acabando contigo, conmigo. Todos me estan mirando. Malditos! no saben que está ocurriendo. Debo encontrar la manera, los guardias me vienen siguiendo, dejenme en paz! Un charco de sangre marca mi rumbo, estoy perdido, no podré acabar. Me encuentro acorralado de guardias. Me apuntan. Debo acabar con esta nota de voz, me piden que baje todo lo que tengo en la mano. Tu sucia mirada no se me quita de los ojos, la reflejo muy claro en la mampara, todo gira, no puedo moverme, solo estoy concentrado en la baranda, en la dura caida, mis ojos estan rojos, todo yo estoy temblando del pánico. Empiezo a correr hacia la baranda para acabar contigo de una vez. Fin de la nota, Adiós y hasta nunca "Miraflorina".



-Tildes omitidas-

viernes, 21 de octubre de 2011

Miraflorina - ¿Subes?

Tildes omitidas


No acostumbro hacer esto a menudo, lo hubiera preferido hacer escuchando algo de musica pero ya ves que ni bateria me ha quedado. Y es que desde que te encontre muchas cosas han cambiado...

Aquel sabado por la noche, un gran error habia cometido: A mi amigo en el estacionamiento habia olvidado, con mas ganas de gritar que de volver a casa lo unico que atine a decir fue mi celebre frase: "¡Carajo!". Quizas entoces no me di cuenta de mi estupidez y me encontre sin mas remedio que de volver en bus.

Estaba muy ebrio lo sé, lo siento. Y ,en lugar de sentarme y quedarme callado como buen alcoholizado, al parecer hice alguna otra cosilla mas. Recuerdo claramente que me sentia adormecido, un estropajo, un esperpento, hasta yo mismo me reia de la lastima que me daba.


Metropolitano de Lima

Quisiera ya no seguir escribiendo
pero he llegado al punto en que comienzo a recordar
y pues, sinceramente...
de esto no me quiero olvidar





En medio de toda esa intimidante escena levante la mirada para conocer a aquella timida joven, sentada en el asiento de al lado, que sigilosamente se burlaba de mi. No adelantaré nada pero grata fué la sorpresa al descubrirte... Estabas en mi misma situacion: Una chiquilla avergonzada de lo tarde que era, de andar en bus, del regaño de sus padres. Conversamos de tantas tonterias ¿lo recuerdas? y sin querer ligarte lo logre. Pues al fin y al cabo ¿Quien querria ligarse a una tan peculiar y bohemia miraflorina?

Recien ahora que paso de nuevo por aqui me acuerdo que nos bajamos muy cerca a la Alianza francesa: "Ya a esta hora que importa si llegamos mas o menos tarde a casa" y caminamos con rumbo desconocido (bah, Miraflores es mi segundo hogar ¿A quien quiero engañar?) sabia bien a donde me quería dirigir. Mientras tu jugueteabas cual niña mientras caminabas, burlandote de mi vaga pronunciacion, cogiendome de las manos mientras caminabas al revez cuando yo ni dar un paso por delante podia. Pero el efecto paso ,y cuando me di cuenta de eso ya no nos dirigiamos a donde queria, estabamos el Larco por una de esas callecitas que te conducen de Larco a la Bajada Balta.

Y fue allí cuando tu perturbadora propuesta termino por matarme: "¿Subes?"

Me quede mudo por un momento, luego lo lógico era decirte que no y asi fue. "No, ¡no me perdería esa oportunidad en la vida!"

Ya en el 5to piso descubri quien eras de verdad, que no habian padres, que a tus 19 años decidiste librarte de Buenos Aires y muchas otras mas que no vienen al caso. Siendo casi las 2 am te acostaste en el sofá viendome recorrer tu album de fotos procurando hacer el menor ruido posible, y tu con esa sublime sonrisa en el rostro te quedaste dormida mientras yo...

Valla! Ya he llegado al paradero final. No se si fue un buen momento para escribirte esto pero pronto otro viaje voy a emprender, solo espero en el descubrir cosas que aqui aun no logro entender.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Eras mexicano?


Quizas recuerdes al viejo chester,
Mi rojo y regordete coche
Que me anda medio confundido,
Sobre todo por lo que paso aquella noche…
Pero como ese es otro roche…. Aquí te traigo sus buenas nuevas!

Autor: Chester

No manches cabrón! ahora me toca a mí?
Rimar mi fuerte no es
Pero bah… ya no me hare de rogar
y al pinche cuy mágico tendré que imitar:

Casi un mes ha pasado desde que me has reparado,
¡Tu si que estas tronado!
Re-chulo pero desordenado

Te acuerdas aquel sábado?
Vaya día cierto? Todo era perfecto!

Para variar tarde te despertasteis,
Examen teniais, y ya ves que ni estudiasteis
Y el dia anterior,
ni a la flaca te ligasteis…
Ahora solo dos dudas tengo:
Por que esa noche celebrasteis?
Y como chingadas se me pego el acentito “asteis”?

Hay carnal, ¡si aventurero habrás de ser! A poco no lo parecia cuando corriendo a mi llegaste, cual indiana jones mochila en mano, de las chingadas de tu madre escapaste.
Realmente no sé ni cómo me manejaste, solo que por toda la playa la picaste, hasta que por fin a la católica llegaste, tráfico de m… gritaste, a un “poli” te zurraste y hasta de risa te...
Perdón por ser marrano, mi ex dueño fue un mexicano que más parecía peruano, pero es exactamente lo que hizo este canijo ser humano.
Diantres, ¿sabes que es lo peor? Que te entiendo mano, pues joven también he sido, pero no mames wey! Ese día la regaste gacho, ¿Cómo, aún no les contaste? Querido Ricardo ya te fregaste:
Aquel sábado por la tarde…

“Vuelvo rápido ni bien termino
Ya ves que ni he estudiado
Tengo hambre y estoy cansado
Y a la mejor ni le atino

A chester en el estacionamiento dejé
Varios amigos en la rotonda hallé
Pero por más que busqué y busqué
Al cumpleañero jamás encontré

Al terminar el examen salimos
Muchos pasaron, pocos jalamos
Pero ese no era el punto:
Era el santo de mi amigo
Y él estaba peor que un difunto.

Pero luego de tanto insistir
Al hueco acabamos por ir
Mal comienzo, lo sabia
Pero que más da: Nadie se enteraría.

Los minutos se hicieron horas
¿Y qué si tanto te demoras?
Tomando a nadie le haces daño
Eso pensé hasta que tuve que ir al baño…”

Wey supongo eso habrás pensado,
Me late que ni te habías percatado,
Que a tu carnalito en la universidad habías olvidado.

En bus ese dia tuviste que volver
Pero sé que la luchaste:
Con la borrachera que te manejaste,
Obvio nadie te quería recoger.

Tan borracho habrás estado
Hasta cabronadas te pusiste a escribir
“Cuenta regresiva” lo llamaste,
Y aquella noche hasta acompañado terminaste…

La verdad es que estoy medio cansado,
Ya mucho me has exprimido
Chido todo pero aun no me ha contestado:

¿Qué paso aquella noche en el bus de regreso?
¿Es que esa flaca te estalló los sesos?
¡Pinche bruto me tendrás que responder!
Solo así los lectores y yo te podremos entender...

jueves, 15 de septiembre de 2011

Cuenta regresiva:

Pensamientos de habitacion...

10:53 marca mi reloj, las horas pasan y se esfuman como humo de tabaco al viento. Ese humo con el que recuerdo haberme atorado por primera vez, y haberlo odiado, hace muchos años y el que se ha convertido en mi pasatiempo favorito, eterno compañero en la soledad. Pero no me refiero al olor a tabaco de toda ciudad cosmopolita, no. 11:05 Yo le voy más bien al humo de bar, de habitación, ese que ayuda a encontrarse con uno mismo, ese que llena por completo el cenicero: cae sobre libros, escritos y partituras. Te envuelve como bruma e inunda tu cabeza cual si fuera un loco pensamiento. Ese pensamiento que me tiene abrumado, tonto y podría decirse acongojado; aquel que no puedo controlar, por el cual me encuentro escribiendo, por el cual me encuentro soñando,  por el cual no estoy…  (contigo) (durmiendo) y por el cual me estoy consumiendo.

11:10 Estoy deseando, estoy deseando no haber pensado, no haber escrito, no haber fumado. Estoy esperando que llegues nuevamente, pensamiento, cogerte salvajemente, me inundes, me intimides y tomes forma. Forma de persona, forma de mujer. Y es que ese pesar mío, que me tiene medio acongojado, ido y “estupidizado” eres tú mi pequeña, 11:23, “mi pequeña y preciosa virtud” de pensar tonterías, perdón si te comparo con una tontería pero es que estoy totalmente desesperado y no puedo dejar de pensar en los minutos que faltan para estar…  (a tu lado)

Como ves aun sin pensar pienso en ti, 11:29, y en realidad no sé porqué te quiero tener si cuando ya te siento a mi lado, y mis brazos te quieren poseer, como humo al viento hechas a correr. Y yo solo y triste me vuelvo a quedar en la habitación de tabaco en la que me visitaste,11:33, sucia la cama, exhausto el piano, la historia se repetirá y aquí te estoy esperando . Ya me queda poco tiempo, estoy seguro que en breve iras a llegar, 11:38, y aparentemente ya no puedo dejar de esperar.



11:50 faltan 10 minutos y aquí te espero. Pasaremos una inolvidable velada: amiga…

sábado, 3 de septiembre de 2011

Extraño comienzo


Una tarde, de esas en las que no tienes clases pero aun sigues en la universidad, cogí mi revista de carros y me eche a deleitar:
“Audi, BMW, Citroen, Ford… Valla maravillas!”.
Media hora ya había pasado
y claro está: me debía ir
Tenía hambre, sueño y frio
Y al echar el primer paso,
 a un buen amigo vi venir.

Traía chompa el desgraciado
La que yo en casa había olvidado
Y por cosas de la vida
Bah, y también mala suerte la mía
El aguacero había empezado
Yo allí sin chompa y empapado.

Entre chiste y joda llegamos al estacionamiento
El tenia un sedan del año
y yo estaba echo todo un esperpento.
La mala suerte parecía acabar:
Llegaría rápido a casa
Pues él me iba a jalar…

Todo ya estaba bien, vivíamos regularmente cerca y de rato en rato contábamos cosas puercas. La Javier Prado estaba imposible, que demonios mañana es sábado y dormiré todo el dia, realmente el clima de Lima es tan loco como horrible. Y así pasaron los minutos, yo bajaba en Parque Sur pero le dije que me lleve hasta Caminos. Surco y Chorrillos estaba a un paso, el vivía en Chacarilla y yo me iba hasta Villa, 20 minutos había calculado: “Que carajos, por aquí esta nublado!”. Como ya habíamos llegado yo tenía que bajar y desde aquí otra aventura habría de empezar…

Tuve suerte: no hubo tráfico
Hasta Benavides claro está,
Lugar donde me dejaba
El bus que había tomado.
“Pague con sencillo” - decía la puerta
Pero yo tenía un sol,
Y quería pagar con cincuenta.
Lastima el cobrador no lo había así pensado
Y como no me suelo pelear
Mi vuelto eche a regalar.

Contaba con dinero, juraba,
Asi que otro carro tomaria
Y al hacerlo me doy con el horror
Que 35 centimos no alcanzaban
Ni para dar de comer al perro.

EN TAXI! Pensé
¿Y si no hay nadie en casa?
Huy ya la fregué…
De tanto y tanto un taxi fui a tomar
Buena decisión, la única…
Solo que el taxista
Su vida me empezó a contar...

Así sucedió, nadie me lo ha contado. Y al día siguiente mi papa me había resondrado. “Cómprate un carro”  me dijo, con un tonito burlón al verme en la puerta: tonto, con frio y empapado. Y eso iba a hacer, mañana tempranito carros iría a ver.
Fui a ver tantos carros y visite tantas tiendas, como anillos de compromiso tiene mi recientemente divorciada tía, pero fue triste una pérdida de tiempo yo solo no podía pagar ni la cuota inicial. Entonces de regreso a casa, aburrido y sin ilusiones, pasé por la mecánica de un amigo en barranco. Quizás él, algo de segunda me podría recomendar. Llegue y habían muchos carros (y ni uno lucía bien), entonces media vuelta, pero el canijo de la nada apareció…

Un escarabajo? “No hay forma” le dije
Peor aún viéndolo en esas condiciones
No aceptare razones
Y echaré a andar
“Dale un chance” me dijo
Le doy su mantenimiento
Le pongo nuevos aros, timón y asiento
Y en poco tiempo lo tienes sobre el pavimento
Poca gracia me hacía el asunto:
“Carro nuevo, pero que le perteneció a un difunto”
Pero como andaba un poco corto de dinero
E iba a ser un carro para un solo pasajero
Accedí a comprarlo

Ponle un nombre me dijo el payasito
“Me crees tonto o taradito?”
Me hizo un gesto medio raro
Ni me inmute
Le di la mano y Salí
Ya en la puerta voltee y:
“Ponle Chéster” repliqué
Y hay de ti que te rías
Pues es el nombre que tú también querrías
Para el perro que nunca tuve...

Y ese fue el inicio con mi amigo regordete
El escarabajo, chéster, por supuesto
Que teneis bajo el copete?
Perdón si te molesto
Con esta tonta introducción
Pero quería que sea como una canción
Para un próximo relato
Pero tendrás que esperar un rato
Porque el deber me llama
Y como no tengo ni muchacha ni mucama
Aquí te espero la próxima semana.